En el Senado se discute la Reforma a Guardia Nacional

Martín Aguilar

Con el acelerador hasta el fondo, los grupos parlamentarios de Morena, PT, PVEM y PES perfilaron, en los posicionamientos de los partidos y en el debate en lo general, la eventual aprobación de la reforma a la Guardia Nacional.

 

En tanto, senadores del PAN, PRI, MC y PRD buscan alargar el debate que, hasta las cinco de la tarde de este jueves ya lleva poco más de seis horas.

 

Se prevé que una vez aprobado en lo general y en lo particular el proyecto de ley se turne al presidente Andrés Manuel López Obrador para su publicación en el Diario Oficial de la Federación (DOF).

 

Al inicio del debate, las bancadas oficialistas rechazaron una propuesta de moción suspensiva del líder de los senadores del PAN, Julen Rementería.

 

La reforma que se discute plantea que la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) asuma el control operativo y administrativo de la Guardia Nacional, organismo con mando civil que suplió a la Policía Federal y que fue creado apenas el 26 de marzo de 2019.

 

En medio de protestas en el pleno de senadores de Acción Nacional --quienes mostraron pancartas de tuits de hace algunos años del presidente López Obrador, y de la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, donde rechazaban las tareas de las Fuerzas Armadas en labores de seguridad--, los senadores morenistas, petistas y "verdes" rechazaron que esta reforma busque la militarización del país.

 

Damián Zepeda, senador del PAN, manifestó que con esta reforma "se busca la militarización del país", y cuestionó que "se esté tratando de engañar a la ciudadanía con discursos de una supuesta pacificación en México.

 

Claudia Anaya Mota, senadora del PRI, reprobó al gobierno federal por "no combatir la corrupción en los cuerpos policiales, ni establecer mecanismos de profesionalización y controles de confianza, pero sí de auspiciar la militarización de las fuerzas de seguridad".

 

Adelantó que el Revolucionario Institucional presentará una controversia constitucional para que sea la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) la que determine la constitucionalidad de las reformas a la Guardia Nacional.

 

Emilio Álvarez Icaza, senador del Grupo Plural, advirtió que reformar las leyes secundarias en materia de Guardia Nacional "contravienen a la Constitución y se hace un fraude constitucional, rompiendo el pacto social y estableciendo un precedente".

 

La premura por aprobar esta reforma --añadió-- "tiene una visión política que se ve en actos partidistas en los que participa el comandante en jefe de la Guardia Nacional, como el discurso del secretario y general de la Sedena (Luis Cresencio Sandoval), invitando a la oposición a incorporarse a la denominada Cuarta Transformación".

 

José Clemente Castañeda, senador de Movimiento Ciudadano (MC), reprochó que el gobierno federal y los legisladores de Morena no hayan cumplido el compromiso de hace cuatro años, cuando se creó la Guardia Nacional.

 

"Hace cuatro años se aprobó la Estrategia de Seguridad y , posteriormente, la Guardia Nacional, con el objetivo de otorgar al gobierno federal los instrumentos para fortalecer las instituciones civiles de seguridad y se consolidara la Guardia Nacional, con el fin de asegurar la paz y seguridad en el país", enfatizó.

 

Al fijar el posicionamiento de la bancada de Morena, el senador Navor Alberto Rojas acusó a los grupos parlamentarios de oposición de tener una "doble moral", ya que "cuando eran gobierno no escuchaban al pueblo y violentar la Constitución, pero hoy precisamente refieren que se debe de respetar a la Carta Magna, a la población y a la legalidad". 


Share on Google Plus

About .

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.