La Barriada/Martín Aguilar/La última y nos vamos

A escasas horas de que agonice este 2022 y si hacemos un recuento de a quien le fue mal este año fue al Coordinador de la Bancada de Morena en el Senado, Ricardo Monreal y es que cuando es más importante para él presentar un frente unido, pues llegan los momentos de definición, al interior de su equipo hay preocupación por el gobernador de Zacatecas, su hermano David.

 

Aunque lo han querido mantener en secreto, no se puede ocultar ya la gran molestia que hay en su contra porque consideran que no asume compromisos y que ha permitido a personas ajenas tomar las decisiones de su gobierno.

 

Además de la división en el grupo, lo más grave es que se pudiera ocasionar una ruptura en la familia, cosa que no se pueden permitir, pues es algo que el líder del Senado ha presumido siempre.

 

En aquellas tierras es del dominio público que quien trae las riendas del estado es Verónica Díaz Robles, delegada de Programas para el Desarrollo del gobierno federal, quien estaría trabajando para su propio proyecto, enfocado a una senaduría.

 

Desde que se preparaban las elecciones internas en Morena para elegir candidato, se filtraron audios en los que Ricardo le reclamaba airadamente a David que no trabajaba y que los demás aspirantes se le estaban adelantando.

 

Lo regañó, le dijo que no quería enterarse por terceras personas de cómo iba el proceso y que se pusiera las pilas. David ganó, cierto, pero no ha podido levantar la nave y su estado es un desastre en todos los sentidos.

 

Antes de ser postulado por segunda ocasión al gobierno zacatecano, en el clan de los Monreal la mayoría se inclinaba por la postulación de Saúl, hermano menor del líder del Senado, alcalde de Fresnillo, que es la tierra de la familia.

 

Saúl es el más hecho de los hermanos, con fama de buen operador y quien más se le parece a Ricardo. Pero en la familia se respetan jerarquías y decidieron respaldar a David.

 

Al final, la decisión no fue la acertada, pues incluso el propio gobernador ha castigado a la alcaldía de Fresnillo metiendo en serios problemas de presupuesto a Saúl, quien en 2024 concluirá su segundo periodo como alcalde.

 

Quizá su siguiente paso sea buscar un lugar en el Senado, pero ahí se enfrentará no solamente con Verónica, quien mantiene cercanía con Palacio Nacional, sino con Julieta del Río, comisionada del Inai, también con lazos en la 4T.

 

La situación puede convertirse en un grave problema para Monreal, pues, además de la fisura familiar, representaría una debilidad que sus enemigos al interior de Morena aprovecharían para disputarle posiciones.

 

O incluso para que se decante por el proyecto que decida el Presidente, pues, aunque no todas sus canicas están en Zacatecas, sí es el feudo desde el cual Ricardo ha extendido su poder.

 

Y no es que el problema carezca de solución, sino que no hay nadie que haga reaccionar a David, de quien, dicen, se la pasa en distracciones que le impiden agarrar las riendas de su administración.

 

Ésa es la nube que puede empañar el cielo monrealista. 


Share on Google Plus

About .

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.