Fwd: La Barriada/Martín Aguilar/Nadie sabe parta quien trabaja

De regreso a la operación política en la Ciudad de México, el exjefe delegacional de Iztapalapa, Jesús Salvador Valencia Guzmán, quedó formalmente integrado a la Secretaría del Bienestar federal, a cargo de Ariadna Montiel Reyes.

 

Aunque era un secreto a voces que Valencia Guzmán, quien oficialmente era director de Operaciones de Diconsa, maniobraba en la capital para la funcionaria federal, a partir de enero incrementará su presencia en la CDMX, a fin de irse posicionando para 2024.

 

Y es que Ariadna, una de las personas más cercanas al Presidente, recibió su bendición para saltar a la cancha y competir por la nominación de Morena a fin de sustituir a Claudia Sheinbaum dentro de dos años.

 

Con esto, el también exfuncionario en Sonora, donde fue parte del equipo del gobernador Alfonso Durazo durante los primeros meses de su administración, está planchando su regreso a la capital.

 

Porque si bien seguirá estando en una cartera federal, todo el mundo sabe que se clavará en la gran ciudad para ayudar a posicionar a Montiel Reyes entre la población, a fin de que pueda ser competitiva cuando llegue el momento de la encuesta de Morena para decidir candidato.

 

Tras haber sido uno de los hombres más cercanos a Marcelo Ebrard, Valencia Guzmán se alejó del hoy canciller, quien se llamó traicionado cuando, ya como jefe delegacional en Iztapalapa, éste se coordinó con Miguel Ángel Mancera, de 2012 a 2015.

 

A principios del actual sexenio se integró al equipo de Durazo; primero en la Secretaría de Seguridad Pública federal y, de ahí, lo siguió a su ejercicio como gobernador de Sonora, antes de pasar a Diconsa.

 

Parecía que su destino estaba lejos de la capital, donde los grupos que pudo formar en su paso por Iztapalapa lo habían abandonado. Pero el interés de Montiel Reyes por la Jefatura de Gobierno le permite regresar.

 

Ahora, Jesús Salvador viene con el apoyo de la encargada de todos los programas sociales del gobierno a la población, por lo que tendrá un margen amplio de operación.

 

Deberá posicionar muy rápido a su nueva jefa si quiere tener oportunidad de pelear, pues los otros aspirantes de Morena ya le llevan buena ventaja.

 

En un principio ni siquiera al interior de la 4T se pensaba que Ariadna tuviera alguna posibilidad, pues consideraban que Rosa Icela Rodríguez, titular de la SSPC, tenía el camino libre para ser la candidata.

 

Pero tanto en Palacio Nacional como en el Antiguo Ayuntamiento han dejado claro que Montiel Reyes está en la carrera. Ariadna tiene la ventaja de que, si al final no gana, tendrá que negociar con ella para la campaña.

 

O sea, el poder que tanto ella como Valencia Guzmán agarraron en la CDMX no será nada despreciable. 


Share on Google Plus

About .

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.