Se incrementa el precio del pollo y de cerdo en un 20%

Rebeca Marín

La carne de pollo y de cerdo han dejado de ser los productos más socorridos por las familias que buscaban algunas opciones más económicas para preparar la cena de Navidad y Año Nuevo, debido al importante aumento de precios que vienen registrando en los últimos dos años.

 

Comerciantes de mercados públicos comentaron a LA PRENSA que el precio del pollo y de la carne de cerdo ha aumentado en al menos 20%, desde que inició la pandemia, lo que ha provocado una caída importante en sus ventas.

 

Mayelly Anzures González, comerciante del Mercado Agrícola Oriental señaló que antes de la pandemia, el pollo y la carne de cerdo eran productos muy socorridos por las familias que buscaban opciones más económicas para preparar las cenas de Navidad y Año Nuevo, a diferencia del costo de otros productos, como el bacalao, pescado, salmón e incluso el pavo.

 

En el caso del pollo, las familias antes llevaban el pollo completo para meterlos al horno, simulando un pavo, indicó Mayelli, al explicar que en promedio un pavo pesa alrededor de 10 kilos y un pollo 3, lo que también significa una diferencia en el precio y un ahorro para las familias.

 

Sin embargo, a raíz de la pandemia, las familias prefieren comprar ahora el pollo por pieza; es decir, lo que exactamente se va a consumir, explicó Mayelly.

 

La misma situación ocurre con el caso de la carne de puerco, antes las familias acostumbraban comprar la pierna completa que en promedio llega a pesar entre 3 y 5 kilos, o la pieza de lomo completo, además de los ingredientes con que se va a preparar, por lo que ahora, las familias optan por comprar sólo las rebanadas que van a consumir.

 

Actualmente, el precio de la pierna de cerdo (pieza completa) va desde los 280 pesos hasta los 400 o 500 pesos. Si se compra por kilogramo, los precios fluctúan entre 140 a 470 pesos o más, dependiendo la marca, el tipo de pieza, sí es cruda, ahumada, deshebrada o ya viene con algún tipo de aderezo o condimento.

 

Por ejemplo, en el caso del costillar, el precio llega a costar desde los 250 pesos el kilogramo y hasta los 295.

 

Hace un año, la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO) informó que el corte más costoso de carne de cerdo se cotizaba en 117 pesos (lomo), seguido por la milanesa a 109 pesos el kilogramo y la chuleta y el espinazo con un valor promedio de 103 pesos.

 

Para enfrentar la inflación las familias han adoptado diversas estrategias, comentó Mayelly, quien platicó que algunas familias han optado preparar algún platillo más costoso para Navidad y uno más económico para el Fin de Año. 


Share on Google Plus

About .

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.