La Barriada/Martín Aguilar/El que la hace, la paga

Todo iba bien para Morena tras el desaguisado de Daniel Tabe Tabe, dueño de la taquería Don Eraki y padre del alcalde panista en Miguel Hidalgo, Mauricio Tabe Echartea, hasta que la 4T decidió echarle encima al Estado.

 

El martes pasado, inspectores del Invea colocaban sellos de suspensión de actividades al negocio, porque, según ellos, incumplía con los permisos para funcionar. La reacción del dueño fue amenazar con un cuchillo a los trabajadores.

 

Independientemente del error del señor, es claro que se trata de una persecución política en contra de su familia, tan sólo porque su hijo es alcalde e integrante de la cúpula del PAN, que negocia una alianza opositora en la Ciudad de México.

 

Por supuesto que la reacción de don Daniel es reprobable, sobre todo por lo impactante del arma y porque muchos temieron que la usara. Por fortuna, reaccionó y las cosas no pasaron a mayores.

 

Tras la difusión del video, las redes empezaron a despedazar al alcalde y su familia, pero Morena se pasó de lanza al llevar el caso a la mañanera. Incluso Mario Delgado, líder nacional del partido, se subió al linchamiento.

 

Y ahí es donde el tema dio un giro, pues de infractor, el señor empezó a ser visto como víctima de un ataque de Estado, y eso los mexicanos no lo permitirán nunca. La prueba es que, incluso cuando Vicente Fox intentó desaforar a Andrés Manuel López Obrador, la gente lo defendió.

 

Las redes estaban haciendo un gran trabajo para Morena, pues memes como el de la foto de don Daniel agarrando del cuello al trabajador, con una bandera panista dibujada atrás y el lema blanquiazul: "Sí hay de otra", estaban causando furor.

 

Aparecieron leyendas: "Debido al éxito del negocio, la familia Tabe abrirá una sucursal del restaurante Cuchilleros". Incluso en otro meme aparece el alcalde con su papá, amenazando con degollar al empleado de chaleco guinda, con la leyenda: "Copelas o cuello".

 

La paliza estaba en pleno apogeo, hasta que el tema fue subido a la mañanera, donde el inquilino de Palacio le aventó el camión al señor, y lo quiso exhibir como trofeo en contra de los hipócritas conservadores.

 

Después se montó en la ola —como siempre— Mario Delgado, dirigente moreno, con un tuit acusando a la derecha de no respetar la ley y de poner en riesgo la vida de un trabajador que sólo cumplía con sus labores.

 

En primer lugar, el señor ni es del PAN y menos representa a ese partido; es una persona mayor que busca cómo ganarse el sustento todos los días. En segundo lugar, la gente se empezó a preguntar cómo reaccionaría un adulto mayor si intentan despojarlo de su modo de vida.

 

Y, en tercer lugar, cuestionaron que fuera exhibido en cadena nacional, como si se tratara del peor criminal del país. Calificaron al gobierno de abusivo y se pusieron del lado de don Daniel, y quién sabe cómo le iría a Morena si lo llegan a encarcelar.

 

De agresor, la 4T lo convirtió en víctima… y de paso vacunó al PAN. 


Share on Google Plus

About .

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.