La Barriada/Martín Aguilar/Prometer no empobrece

En México, alrededor de 23 millones de personas reciben recursos del gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

 

Se trata prácticamente de la sexta parte de los casi 130 millones de mexicanos. En 2018, López Obrador triunfó con 30 millones de votos.

 

Las cuentas alegres que todos los días del Presidente chocan con la realidad.

 

La organización Acción Ciudadana Frente a la Pobreza, considera que nuestro país es una "fábrica de pobres".

 

En su reporte Observatorio de Trabajo Digno, señala que siete de cada 10 personas que trabajan no ganan lo suficiente para comprar dos canastas básicas y superar el umbral de la pobreza.

 

Los números son escalofriantes, en México 35 millones 582 mil personas trabajan, pero carecen de ingreso suficiente para adquirir dos canastas básicas.

 

De los que tienen empleo, 22 millones 100 mil personas con trabajo asalariado tampoco perciben lo suficiente (68%).

 

Las mujeres y jóvenes son los sectores más afectados por los bajos salarios.

 

Casi 16 millones de mujeres que trabajan carecen de un ingreso suficiente, lo que equivale a ocho de cada 10 mujeres; y más de tres cuartas partes de los jóvenes (10 millones 717 mil) no ganan lo suficiente.

 

El actual modelo de "transformación", ha priorizado la creación de empleos sin considerar su calidad.

 

Son trabajos que incumplen los derechos laborales y humanos. En los hechos, sólo fabrican pobreza.

 

El artículo 123 Constitucional, fracción VI señala que "los salarios mínimos generales deberán ser suficientes para satisfacer las necesidades normales de un jefe de familia (…)".

 

La comparación internacional del sistema laboral mexicano es negativa. El salario mínimo y promedio de México son los más bajos de la OCDE.

 

Países que en los últimos 20 años, tenían un salario promedio menor al de México, como Hungría, República Checa, Estonia y Lituania lo han superado ampliamente.

 

En México el salario promedio en 20 años creció 2%, es decir, una décima de punto por año (0.1).

 

Otros países con salarios promedio mucho más altos, éste creció en 20 años alrededor de 20%, como Canadá (22%), EEUU (20%), Reino Unido (20%) y Alemania (18%).

 

Lo presentado por Acción Ciudadana Frente a la Pobreza, evidencia que los salarios son la principal causa de pobreza en México.

 

En tal razón, no hay política o programa social que pueda sustituir al trabajo digno como la vía sostenible para superar la pobreza.

 

Lo más alarmante es que las políticas clientelares de la 4T han convertido a la República en fábrica de pobres.

 

 En México, alrededor de 23 millones de personas reciben recursos del gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

 

Se trata prácticamente de la sexta parte de los casi 130 millones de mexicanos. En 2018, López Obrador triunfó con 30 millones de votos.

 

Las cuentas alegres que todos los días del Presidente chocan con la realidad.

 

La organización Acción Ciudadana Frente a la Pobreza, considera que nuestro país es una "fábrica de pobres".

 

En su reporte Observatorio de Trabajo Digno, señala que siete de cada 10 personas que trabajan no ganan lo suficiente para comprar dos canastas básicas y superar el umbral de la pobreza.

 

Los números son escalofriantes, en México 35 millones 582 mil personas trabajan, pero carecen de ingreso suficiente para adquirir dos canastas básicas.

 

De los que tienen empleo, 22 millones 100 mil personas con trabajo asalariado tampoco perciben lo suficiente (68%).

 

Las mujeres y jóvenes son los sectores más afectados por los bajos salarios.

 

Casi 16 millones de mujeres que trabajan carecen de un ingreso suficiente, lo que equivale a ocho de cada 10 mujeres; y más de tres cuartas partes de los jóvenes (10 millones 717 mil) no ganan lo suficiente.

 

El actual modelo de "transformación", ha priorizado la creación de empleos sin considerar su calidad.

 

Son trabajos que incumplen los derechos laborales y humanos. En los hechos, sólo fabrican pobreza.

 

El artículo 123 Constitucional, fracción VI señala que "los salarios mínimos generales deberán ser suficientes para satisfacer las necesidades normales de un jefe de familia (…)".

 

La comparación internacional del sistema laboral mexicano es negativa. El salario mínimo y promedio de México son los más bajos de la OCDE.

 

Países que en los últimos 20 años, tenían un salario promedio menor al de México, como Hungría, República Checa, Estonia y Lituania lo han superado ampliamente.

 

En México el salario promedio en 20 años creció 2%, es decir, una décima de punto por año (0.1).

 

Otros países con salarios promedio mucho más altos, éste creció en 20 años alrededor de 20%, como Canadá (22%), EEUU (20%), Reino Unido (20%) y Alemania (18%).

 

Lo presentado por Acción Ciudadana Frente a la Pobreza, evidencia que los salarios son la principal causa de pobreza en México.

 

En tal razón, no hay política o programa social que pueda sustituir al trabajo digno como la vía sostenible para superar la pobreza.

 

Lo más alarmante es que las políticas clientelares de la 4T han convertido a la República en fábrica de pobres. 


Share on Google Plus

About .

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.