Temen un colapso en el Tramo 5 del Tren Maya

Rebeca Marín

 

Incluso, un informe fechado el 22 de agosto de 2022 incluye un mapa que identifica "zonas de severo riesgo kárstico" en gran parte del tramo norte. La karsticidad es un fenómeno causado por la humedad del subsuelo que provoca la disolución de la roca caliza, causando huecos, hundimientos y hasta colapsos. El Tramo 5 se construye en una zona donde abundan las cavernas y ríos subterráneos que son responsables de las recargas del acuífero de la región maya.

 

El anterior reporte fue dirigido al General Óscar David Lozano Águila, identificado como responsable de la empresa Tren Maya, y enviado también al titular de Fonatur, Javier May.

 

Incluso, en otro reporte enviado el mismo 22 de agosto, se reconoce que también hay problemática de karsticidad en el Tramo 5 Sur y que la empresa Senermex recomendó iniciar los trabajos en la Estación Playa del Carmen, identificada como la zona menos propensa.

 

La información contenida en ambos documentos coincide con los hallazgos del estudio de ingeniería básica para el Tramo 5 del Tren Maya -que se desprende también de los documentos hackeados por el colectivo Guacamaya- que la Sedena encargó en abril de 2020 al consorcio conformado por las empresas Key Capital, Daniferrotools, Geotest y Senermex, filial de la empresa española Sener que ha realizado estudios para proyectos a nivel internacional.

 

Desde entonces, se advertía que el Tramo 5 pasaría por zonas de nivel de peligro alto a severo en gran parte de su extensión, principalmente en el trazo de Tulum a Playa del Carmen, por su gran densidad de cenotes con riesgo de hundimientos.

 

Los expertos aseguraron que, de 83 intervalos que integrarían el tramo, 15 estaban en riesgo severo y 12 en alto.

 

Aunque el estudio se realizó considerando el conteo de cenotes, dolinas (hundimientos) y áreas kársticas determinadas por el Centro Nacional de Prevención de Desastres (CENAPRED), los especialistas resaltaron que se necesitaban investigaciones aún más exhaustivas, ya que no se tomaron en cuenta otros factores de riesgo como el sistema de cavernas "Sac Actun", ubicado en la parte del Tramo 5 Sur y que representa un posible peligro de colapso por ser un sistema con más de 220 cenotes.

 

Pese a que los trazos del Tramo 5 se han modificado desde 2020, la problemática de inestabilidad y riesgo persiste, como lo confirman los recientes informes de Sedena.

 

En un reporte técnico en el que Greenpeace analizó la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) del Tramo 5 Sur, la organización ambientalista encontró que el  sistema "Sac Actun" se encuentra efectivamente en el trazado actual de las vías.

 

Además, encontró que los estudios de subsuelo y del sistema kárstico expuestos en la MIA están incompletos, ya que no se mencionan cuerpos de agua subterráneos como el "Sistema Garra de Jaguar" que se encuentra en el municipio de Solidaridad.

 

La Sedena, a través del Agrupamiento de Ingenieros Felipe Ángeles, tiene bajo su cargo la construcción de tres tramos del Tren Maya: el Tramo 5 que irá de Cancún a Tulum, el Tramo 6 que irá de Tulum a Bacalar y el Tramo 7 que irá de Bacalar a Escárcega.

 

El Tramo 5 sur se divide en tres frentes de construcción en los que participan las empresas Mota Engil, ICA y Azvindi.

 

Un informe del 12 de agosto de 2022, referente al subtramo que va de Puerto Aventuras a Playa del Carmen, encargado a ICA, indicó que entre los pendientes para el proyecto se encuentran darle una solución a las zonas kársticas por las que pasarán los vagones del Tren.

 

La compañía constructora también enlistó en sus faltantes presentar a Fonatur el programa para el desarrollo de un proyecto ejecutivo enfocado a resolver el "Socavón 307". También explicó que se encuentra en espera de la solución al proyecto ejecutivo sobre el "Socavón 265". 


Share on Google Plus

About .

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.