La Barriada/Martín Aguilar/Cuarta transformación militar en el metro

La bota militar se ha posado sobre el país. ¿Quién iba a pensar que eso haría el gobierno que se dijo del cambio y de la cuarta transformación?

 

Se dice gobierno de izquierda, pero se ha apoyado en todas las áreas con la presencia del Ejército y la Marina.

 

La mayoría de los integrantes de la 4T repudió, protestó y marchó en su momento en contra de la militarización de México con Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto.

 

También acudieron en múltiples ocasiones a movilizaciones como la del 2 de Octubre para recordar el terrible episodio de la historia que enlutó a la sociedad.

 

De hecho, la propia jefa de gobierno Claudia Sheinbaum coherente con la tradición de la izquierda, anunció la desaparición del cuerpo de granaderos, y dijo que no era necesaria la presencia de la Guardia Nacional en la Ciudad de México.

 

Pero el cambio radical de Sheinbaum se dio porque el presidente López Obrador tomó como columna vertebral de su gobierno al Ejército.

 

Fiel copia del quehacer, actuar y hablar del presidente, la jefa de gobierno adivina los deseos del político de Tabasco y lo obedece ciega y puntualmente.

 

A sabiendas de que López Obrador veía un complot en el último accidente del Metro, le solicitó el apoyo de la Guardia Nacional.

 

Sus deseos se cumplieron de inmediato. Y ese mismo día por la tarde, el cuerpo militar había ingresado al Metro en la cantidad de 6 mil elementos.

 

¿Pero qué sucede en las entidades que con urgencia requieren de la presencia de ese cuerpo militar creado por López Obrador?

 

Por ejemplo, Zacatecas, donde la violencia se ha recrudecido en los últimos meses, sólo tiene mil 420 guardias.

 

En Chihuahua, sólo hay 3 mil 90; en Sonora, 2 mil; en Sinaloa, 3 mil 989; en Durango, mil 625; en Nayarit, mil 26; Colima, 789; Coahuila, 2 mil 258 y Nuevo León 2 mil 874.

 

Tamaulipas, 2 mil 665; San Luis Potosí, mil 179; Querétaro, mil; Hidalgo, mil 810; Tlaxcala, mil 812; Campeche, mil; Yucatán, 896; Quintana Roo, 2 mil 462 y Tabasco, 2 mil 67.

 

El dato revelador es que 29 estados de la República tienen menos elementos asignados al Metro.

 

Lejos de ayudar en su imagen a la jefa de gobierno, esa decisión aumentó las críticas, porque lo que en realidad se requiere son mayores recursos para mantenimiento.

 

Pero el objetivo es hacer víctima a Sheinbaum, con base en detectar sabotajes o complots inexistentes. ¿Cómo lograrlo? Con la bota militar. 


Share on Google Plus

About .

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.