Fwd: La Barriada/Martín Aguilar/Un prietito más en el arroz

Mientras Jorge Romero y sus muchachos llevan más de dos semanas escondidos debido a la andanada judicial del Gobierno de la Ciudad de México, quien asoma la cabeza en el ánimo de los capitalinos es la figura de la senadora Xóchitl Gálvez.

 

Y es que los mirreyes del PAN reciben una cachetada y ponen la otra mejilla, en tanto que la exjefa delegacional en Miguel Hidalgo sube como la espuma en las encuestas como posible abanderada de la alianza opositora en la capital del país.

 

Es la única que ha manifestado oficialmente su interés por la Jefatura de Gobierno, y tanto líderes sociales como empresarios han comenzado a preguntarse qué tan buena candidata sería la legisladora.

 

En la lista de los cinco magníficos del PAN, Xóchitl estaba anotada como la última opción del partido, que podría ser postulada sólo en caso de que la situación estuviera de plano perdida y necesitaran asegurar votos para mantener algunos distritos y alcaldías.

 

Firme como aspirante estaba Romero, pero eso era antes de que lo relacionaran como integrante de un presunto cártel inmobiliario que hizo negocios oscuros durante varios años con desarrolladores.

 

Empezó como simple grilla, pero después de que Luis Vizcaíno, uno de sus principales exfuncionarios en Benito Juárez fuera enviado al Reclusorio Norte, los cinco magníficos optaron por guardarse, lo que creó un vacío mediático que ha ocupado la 4T.

 

Además de Romero, el team blanquiazul lo integran Christian von Roehrich, líder panista en Donceles; Mauricio Tabe, alcalde en Miguel Hidalgo, Andrés Atayde, líder local del partido, y el diputado federal Luis Mendoza.

 

De todos ellos, el único que no ha sido relacionado con el presunto cártel es Atayde; los demás sí y se han quedado paralizados.

 

En cambio, Xóchitl sigue activa y en las más recientes encuestas aparece ya entre los punteros y, algo importante: nadie la ha relacionado con algún acto de corrupción, a pesar de haber sido funcionaria federal y local.

 

Aunque en los más recientes sondeos la alianza permanece arriba de Morena en la capital, habrá que esperar a que se reflejen los resultados de los ataques al PAN capitalino y al líder nacional del PRI, Alejandro Alito Moreno.

 

Tal vez vaya siendo hora de que los aliancistas piensen en una mujer, pues, además de Gálvez, han levantado la mano la dirigente local del PRD, Nora Arias; la alcaldesa en Álvaro Obregón, Lía Limón, y más recientemente la alcaldesa en Tlalpan, Alfa González.

 

De ellas sólo Nora y Xóchitl han gobernado y han salido limpias; Lía y Alfa apenas están empezando al frente de un gobierno y quizá aún no estén listas.

 

Si el PAN no hace algo pronto, la gente puede pensar que están mancos o, peor aún, que son culpables 


Share on Google Plus

About .

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.