La Barriada/Martín Aguilar/A oídos sordos, palabras necias: Segunda parte

Luego que en este espacio mencionamos, que el pasado sábado 7 de enero, la jefa de gobierno Claudia Sheinbaum se ubicó con mayor fuerza en el ojo del huracán.

 

Se encontraba en Michoacán para dictar la conferencia magistral "Políticas Exitosas de la CDMX".

 

Pero ese mismo día, dos trenes de la Línea 3 del Metro chocaron por alcance con el resultado de una persona fallecida y más de 50 lesionados.

 

De inmediato se supo que Sheinbaum estaba en Michoacán al arribar al lugar los secretarios de Gobierno, Martí Batres y de Seguridad Pública, Omar García Harfuch.

 

El gobernador de la entidad Alfredo Ramírez Bedolla, puso a su disposición un helicóptero para que la jefa de gobierno regresara a la capital del país.

 

Hay dos elementos importantes que ponen en riesgo la candidatura de Sheinbaum para la Presidencia en 2024.

 

El primero radica en que ella se encontraba en abierta campaña para conseguir la candidatura de Morena. No hay manera de que pruebe lo contrario.

 

Sheinbaum ha incurrido en reiterados actos anticipados de campaña y no hay autoridad que la frene ni que la sancione.

 

El Artículo 456 numeral III de la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales, señala con claridad la pérdida del derecho del precandidato infractor a ser registrado como candidato.

 

Lo anterior independientemente de las sanciones correspondientes tasadas en multas e incluso años de prisión.

 

El Artículo 11 de la Ley General en Materia de Delitos Electorales establece hasta nueve años de cárcel a quien destine, utilice o permita el uso ilegal de fondos, bienes o servicios públicos.

 

En esa tesitura ya se ubican la jefa de gobierno y el propio gobernador Ramírez Bedolla por poner a su disposición un helicóptero oficial.

 

El otro factor de riesgo radica en un eventual delito de peculado como lo indica el Código Penal Federal.

 

De acuerdo al Capítulo XII de Peculado Artículo 223, incurre en ese delito cualquier servidor público federal que use recursos públicos ajenos a su objeto de destino.

 

Lo anterior atañe a los actos anticipados de campaña de Sheinbaum, reflejados con claridad el sábado pasado al acudir a Michoacán a presumir sus políticas exitosas.

 

Tal parece que el Metro resultó ser su talón de Aquiles, pero tal parece que en su gobierno nadie resulta culpable, son responsables los de las anteriores administraciones. 


Share on Google Plus

About .

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.