Reconoce Zoe Robledo que hay demoras en la entrega de medicamentos

Rebeca Marín 


Zoé Robledo, director del Instituto Mexicano del Seguro Social, IMSS, reconoció que ha habido demoras en los tiempos de entrega de los medicamentos e intermitencias en el abasto de los mismos en esta institución.

 

Incluso recalcó que se ha dejado de utilizar como indicador, para medir este problema, el abasto, porque esto puede significar que se tienen los fármacos en el almacén, en tránsito o en farmacia, pero para tener una mejor medición se está considerando el nivel de recetas surtidas completamente.

 

"Con ese indicador, puedo decir que han existido problemas en diferentes claves, en diferentes momentos, e incluso, en diferentes estados o particularmente en diferentes unidades en específico, pero eso no significa un desabasto generalizado, ni hace cierta la aseveración que no hay medicamentos en ningún lado del país", afirmó en su comparecencia ante las comisiones unidas de Salud y Seguridad Social del Senado de la República, como parte de la glosa del Tercer informe de gobierno.

 

El director del IMSS explicó que ante esta situación lo que se ha hecho es tratar de resolver, a través de dos estrategias. "Verificamos todos los días, las existencias físicas y los inventarios en farmacias y en almacenes, para equilibrar entre unidades, entre hospitales, e incluso, a veces, entre estados. Solo en lo que llevamos del 2021 se han hecho 7 mil traspasos de 4.3 millones de piezas de una a otra representación".

 

La segunda estrategia, explicó, es "utilizar un mejor medicamento, que tiene más disponibilidad, con la misma o con mejor eficacia para atender un mismo tratamiento, si la instancia médica lo considera viable, entonces se hace esa transición".

 

Robledo puso como ejemplo el caso de los antiretrovirales para VIH. "Para poder sustituir ese medicamento, se hizo un consenso para lograr ver que ahí estaban los mejores medicamentos y que ya podíamos empezar a utilizarlos".

 

En el tema del desabasto de medicamentos para niños con cáncer, que fue un cuestionamiento frecuente por parte de los legisladores de oposición, Robledo señaló que desde hace más de un año se reúnen con padres y madres de estos menores para tratar de dar una respuesta integral a la disponibilidad de tratamientos y atención médica en el instituto.

 

Zoé Robledo específico que para asegurar el abasto no solo se están buscando mejores tratamientos y compras oportunas, si no que, por ejemplo, se van a terminar 13 centrales de mezclas (los espacios donde se llevan a cabo las mezclas de las quimioterapias), "eso se había perdido y se tenía todo subcontratado, y ahí está gran parte del éxito en el seguimiento de los protocolos (de tratamiento)".

 

Sobre la compra consolidada de medicinas y material de curación 2021, sus resultados y nuevo modelo, Robledo señaló que la Oficina de las Naciones Unidas, UNOPS y el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), a los que el gobierno mexicano les encargó este proceso, no pudieron, por diferentes motivos, adquirir o adjudicar 719 claves de fármacos, por lo que las instituciones de salud tuvieron que salir a comprar.

 

"Se hizo una compra sectorial en la que participaron ISSSTE, IMSS, SEDENA, Marina e Institutos Nacionales de Salud, más la compra que logró la UNOPS, se tuvo un resultado global de mil 186 claves de medicamentos que representan un volumen de mil 514 millones de piezas para todo el sector", precisó.

 

Entre los éxitos del proceso de compra de medicamentos, Robledo destacó, la instauración de un nuevo modelo, que evita la existencia de intermediarios, que llegaron a concentrar grandes contratos.

 

"Las distribuidoras de medicamentos concentraban demasiado, son empresas que no se dedican a la producción, son intermediarios y concentraban el 79% del gasto en medicamentos, el equivalente al presupuesto de la UNAM de cinco años, eso se concentraba en 10 empresas, solo una, Fármacos Especializados, tenía el 35% de las compras, esta compañía fue inhabilitada en julio de 2019".

 

En cambio, en esta compra sectorial, las empresas con los contratos más grandes concentraron solo el 38%, ya no el 80% . "Es un esquema distinto, en el que estamos tratando directamente con los laboratorios, con los fabricantes, quienes en caso necesario se harán cargo de si hay medicamento caduco o falsificado, por ejemplo".

Share on Google Plus

About .

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.