Acusan a la Conagua de dejar crecer el conflicto en el Norte

Martín Aguilar

El conflicto por el agua en el norte del país crece ante la negativa de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), en acuerdo con el estado de Nuevo León, para llevar a cabo el trasvase de agua de la presa El Cuchillo al embalse Marte R. Gómez, en Tamaulipas, y que productores de Chihuahua, desde donde también se trasvasará agua, señalan que se perderá 83 por ciento del líquido en el proceso.

 

Más de cuatro mil agricultores de la entidad se dicen afectados ante el incumplimiento al convenio establecido en 1996, donde indica que desde el 1 de noviembre Nuevo León tendría que haber empezado el trasvase de agua a Tamaulipas, sin embargo, el secretario de Gobernación, Adán Augusto López, anunció que ese proceso fue detenido hasta no tener un dictamen técnico de la Conagua.

 

Asociaciones civiles de productores como la primera unidad Miguel Alemán, la segunda unidad Camargo y Grima, y la tercera unidad Ingeniero Marte R. Gómez, entre otras, buscan resolver los próximos riegos del presente ciclo agrícola por lo que programaron una manifestación de protesta el próximo lunes en las oficinas de la Conagua en el municipio de Díaz Ordaz para exigir que se respete el acuerdo que desde hace 26 años existe y que por primera vez fue incumplido.

 

El diputado local Edgardo Melhem Salinas señaló que el impacto social en Tamaulipas será importante si la Conagua incumple con lo pactado en el tratado de aguas argumentando "cuestiones técnicas". El acuerdo fue signado por los gobiernos de Tamaulipas y Nuevo León, las Asociaciones Civiles de los usuarios del Distrito de Riego 026, así como el Servicio de Agua y Drenaje de Monterrey el 13 de noviembre de 1996.

 

De acuerdo con un convenio, Nuevo León cada año debe ceder agua captada en el Cuchillo, de 350 millones de metros cúbicos de almacenamiento, a la Marte R. Gómez, de Camargo, Tamaulipas, de 824 millones. La condicionante para traspasar el recurso es que el embalse nuevoleonés esté por encima de los 315 millones y el tamaulipeco por debajo de los 700 millones. Melhem Salinas señaló que lo que está en riesgo por la postura de la Conagua es la siembra de maíz, sorgo, algodón, trigo, frijol y soya en el Distrito 026.

 

Víctor Ríos García, asesor de la Asociación de Usuarios de Riego del Estado de Chihuahua (AURECH), consideró que 83 por ciento del agua que se trasvase de las presas La Boquilla y Francisco I. Madero hacia Tamaulipas podría perderse en su recorrido por el río Bravo, operación que el gobernador tamaulipeco pretende que se realice para beneficiar a los distritos de riego 025 y 026, lo que volvió a encender focos rojos entre los agricultores locales.

 

En presencia de alcaldes de cuatro municipios, representantes de siete distritos de riego del estado y agricultores, Víctor Ríos advirtió que mover el agua desde Ojinaga, una vez que se desfogó de las presas, hasta la presa Falcón en Tamaulipas, implica perder 83 por ciento del líquido. Ríos García puntualizó que el Tratado de Aguas Internacionales no refiere a entidades federativas por lo que no tiene fundamento la exigencia del Gobierno de Tamaulipas para que se trasvase agua desde Chihuahua.

 

El asesor señaló que el Gobierno tamaulipeco pretende hacer creer a la opinión pública que las aguas del río Conchos son internacionales, pero recordó que la Comisión Internacional de Límites y Aguas (CILA), encargada de velar por el cumplimiento del tratado de 1944, sólo tiene jurisdicción en el río Bravo. Asimismo, Ríos García denunció que hace dos años el Gobierno federal empoderó a la Conagua para trasvasar el recurso hídrico cuando dicha dependencia no tenía atribuciones en asuntos internacionales.

 

Por su parte Mario Mata Carrasco, presidente de la Junta Central de Agua y Saneamiento (JCAS), calificó como "nefasta e ignorante" la solicitud del Gobierno de Tamaulipas de que se abran las presas de Chihuahua, ahora no con el pretexto de abonar o pagar a los Estados Unidos, sino para beneficiar al distrito de riego 025.

 

Mata Carrasco advirtió que en cientos de kilómetros de recorrido el agua se perdería y no llegaría una sola gota a los agricultores tamaulipecos, y destacó que del lado estadounidense también hay extracciones del líquido que nadie contabiliza.

 

En septiembre de 2020, el estado de Chihuahua se colocó en la mira nacional e internacional por la polémica defensa del agua, un conflicto entre campesinos, políticos, familias entre otros que se unieron para evitar que el agua de la presa La Boquilla fuera entregada al Tratado de Aguas Internacionales ya que pondrían en riesgo el ciclo de riego de miles de agricultores de Chihuahua. Ese conflicto por el agua dejó como saldo la muerte de una mujer. Con información de Saúl Ponce /El Heraldo de Chihuahua 


Share on Google Plus

About .

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.