México confía en que pueblos mágicos recuperen ingresos turísticos

Rebeca Marín

Si la frase de "México mágico" se pudiera materializar, con toda seguridad se convertiría en cualquiera de los 132 pueblos considerados "mágicos" por la Secretaría de Turismo (Sectur) y que serán un pilar para que el país pueda recuperar el impulso en el sector, que en 2019 lo colocó entre las 10 naciones más visitadas del mundo. 

El programa, que en un inicio tuvo tres localidades, ha crecido exponencialmente desde 2001, cuando lo lanzó el entonces Gobierno del conservador Vicente Fox, del Partido Acción Nacional (PAN).

 

Desde entonces, se han sumado más de 100, que son incluidos en el listado por contener una riqueza cultural digna de proteger y de exponerla ante los turistas.

 

"Ha sido un programa exitoso, (los pueblos) han mantenido una tasa anual de crecimiento del 15 %", aseguró a Efe Guillermo Cervantes, director general de Seguimiento y Evaluación de Sectur.

 

Las expectativas sobre lo que pueden significar estas localidades en la recuperación del sector están basadas en el Primer Estudio Económico de los Pueblos Mágicos presentado, el 16 de diciembre, por el secretario del ramo, Miguel Torruco.

 

En el informe, el primero en el que se extraen datos específicos sobre las 132 localidades, se muestra que, independientemente del año y circunstancias, todos los destinos dentro de la lista han mantenido un crecimiento sostenido.

 

"Por primera vez contamos con datos estadísticos económicos, en materia de turismo, los cuales provienen de los Censos Económicos que levanta el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) cada cinco años, aportando nuevos elementos y criterios para una mejor toma de decisiones en el nombramiento de futuros Pueblos Mágicos", indicó el titular de Turismo.

 

Es difícil medir, a ciencia cierta, el impacto de estas poblaciones en la economía turística; sin embargo, en el informe hay elementos que dejan ver que las esperanzas que se tienen depositadas en el programa tienen una justificación.

 

Por ejemplo, de acuerdo con el documento, de 2003 a 2018, los cuatro pueblos mágicos de Chiapas, uno de los estados más pobres del país, han aportado un 5,79 % de la economía regional.

 

"Somos una parte importantísima en el sector, y tenemos el valor agregado de que dentro de los estados nos conocen y eso nos convierte en un atractivo que difícilmente ves en otro tipo de destinos", agregó a Efe, Igor Roji López, alcalde de Orizaba, en el oriental estado mexicano de Veracruz, y presidente de la Red Nacional de Alcaldes de Pueblos Mágicos.

 

Orizaba es otro ejemplo de cómo las economías de los estados se ven impactadas favorablemente por el programa de turismo.

 

Cuando el municipio veracruzano fue catalogado como pueblo mágico en 2015, recibía una media de 35.000 turistas al año, después de su inclusión al listado "mágico", los números llegaron a rebasar los 500.000 en 2018.

 

En Sectur apuntan a la combinación del turismo interno y la recuperación de los niveles de visitas prepandémicos como un tándem que puede servir como catapulta tras casi dos años de pandemia.

 

"La contingencia nos ha enseñado que hay que reforzar otro tipo de turismo, como el de aire libre. No nos queremos quedar atrás, y sabemos que estos pueblos serán parte importante en ese esfuerzo", indicó Cervantes.

Share on Google Plus

About .

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.