Fwd: Breves del Estado de México

Martín Aguilar


La administración de la Central de Abastos de Toluca instaló tres básculas en los alrededores del área de manejo que están a disposición de la clientela para que se lleve su "kilo de a kilo".

 

Al respecto, el presidente del comité de administración, Pascual Vilchis, explicó que, desde el mes de marzo, se tomó la determinación de adquirir varias básculas que están reguladas por la Profeco para ser instaladas en ciertas áreas de este centro de venta.

 

"Teníamos quejas y una mala fama de que aquí en la Central de Abastos era muy barato pero porque los kilos eran mal pesados y ahí te robaban", indicó.

 

Derivado de esta situación , dio a conocer que se optó por colocar las básculas en un principio en el área de manojeo, que es donde se da la venta al menudeo, aunque se tiene el proyecto de colocar otras más en varias naves de esta central.

 

"Aquí los clientes pueden venir y cerciorarse que se van a llevar su kilo de a kilo. Seguramente habrá clientes que van a cambiar de comercio, pero eso ya dependerá de ellos, lo importante es que se vayan con la seguridad de que se llevan lo que compran", añadió.

 

Detalló que estas básculas fueron checadas y avaladas por la Profeco, de tal suerte que pueden tener la seguridad de que se trata de aparatos calibrados a la perfección para pesar sus productos que adquieren en este punto de venta.

 

"Yo soy comerciante y me parece bien que el cliente haga este procedimiento. Tuve un comprador que se fue a comprar su fruta al área de naves y según él estaba más barato, pero después regresó porque se dio cuenta que no le pesaban lo que era", mencionó un vendedor de frutas y legumbres del área de manojeo.

 

Pascual Vilchis aseguró que si un cliente detecta que no le despacharon el kilo, puede ir directamente con el vendedor y quejarse, pero si no le hacen caso, también tiene la opción de acudir a la administración y de esta forma pueden mediar el caso, o incluso, dar aviso a la Profeco.

 

Aquí lo importante es que nuestra clientela se vaya contenta con lo que compró y no sólo ofrecer los mejores precios sino también el kilo a kilo", enfatizó el presidente del comité de administración.

 

Esta estrategia, añadió, ha dado buenos resultados en estos cuatro meses que llevan funcionando las básculas, por lo que pretenden adquirir otras más para que la gente tenga acceso a este servicio que brinda la administración actual.

 

En estas básculas, declaró, se pueden pesar de todo, frutas y verduras, así como carne, pollo o lo que el cliente adquiere al interior de la Central de Abastos.

 

Aunado a ello, detalló que son básculas de fácil manejo, que cualquier ama de casa puede usar y con la seguridad de que el peso marcado es el real. Ahí, aseveró, el cliente sabrá si le faltó a su kilo o inclusive también se vale, que le dieron de más. 

Share on Google Plus

About .

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.