Negocios 4.0/ Marie Elena Zuñiga

El Covid-19 quedará como una referencia histórica global y también marcará una línea de tiempo en la mente de todos nosotros y de los negocios: pre pandemia, post pandemia y durante la pandemia. En esta última etapa derivado del confinamiento se vio un fuerte crecimiento del comercio electrónico en todo el mundo y en México, las ventas en línea crecieron 25% y 81% respectivamente. En este escenario China, fue el líder en ventas y Amazon el marketplace o plataforma de venta online más popular por el volumen de tráfico de mercancías.
De acuerdo con el portal de estadísticas alemán: Statista, las ventas del comercio electrónico a nivel mundial continuarán subiendo este año, en el cual se prevé que alcancen los 5 mil 424 billones de dólares, mientras a finales del 2024 esperan lograr 6 mil 388 billones de dólares. Sólo en la próxima década se estima que el volumen de este tipo de negocios aumente seis veces más.  
Las cifras son interesantes, actualmente más del 27.2% de la población mundial compra por internet, es decir existen más de 2,140 millones de compradores, y, desde luego, se espera -como mencioné antes- el número de clientes siga subiendo en los siguientes años.
En todo este ámbito de operaciones comerciales en la red, los teléfonos inteligentes han jugado un papel muy importante, ya que al estar en la palma de la mano de los usuarios se han convertido en la principal herramienta de búsqueda de artículos. Según Statista, el 57% de los pedidos online se realizan a través de los celulares, por lo que se prevé que estos dispositivos sigan siendo los más populares para este tipo de operaciones.
Reconociendo el potencial que han tenido las ventas a través de los equipos electrónicos y sabiendo que la utilización de estos medios en el futuro inmediato cobrarán una relevancia superior, las tiendas virtuales realizan grandes esfuerzos por mejorar la experiencia de los compradores online como por ejemplo el uso de la inteligencia artificial para ofrecer una aventura de compra más "personalizada", haciendo recomendaciones a sus clientes de los productos existentes o pensando anticipadamente qué les podría gustar.
Un instrumento destacable empleado por este tipo de firmas es el uso de encuestas para conocer mejor los perfiles de los consumidores. Ya cuando saben los gustos de los clientes, se dan a la tarea de proponer entre, otros elementos, bienes "exclusivos" en ropa, calzado y accesorios. Por otra parte, se ha detectado los consumidores prefieren tener objetos considerados "únicos" porque les proporcionan un sentimiento de "originalidad" que los ayuda a diferenciarse de otras personas.  
De igual forma para afinar la experiencia de los usuarios y conseguir enamorarlos por medio de las imágenes, las compañías siguen dando un mayor énfasis al contenido de fotografías y videos que ayudan a los clientes a ver con mayor detalle y realismo los productos.
En todo este ámbito virtual, las firmas saben la importancia que el usuario da a las recomendaciones de sus familiares y amigos, y por ello cuidan al máximo el tráfico de visitantes a sus páginas comerciales. Incluso para cerrar la pinza de convencer al consumidor de adquirir sus mercancías o servicios, muchas compañías trabajan con influencers para mostrar reseñas y testimonios positivos de los mismos. 
Como el proceso de comprar directamente en línea está cobrando un fuerte impulso, las marcas también han incrementado el uso de chatbots. Estos asistentes virtuales sirven para eliminar las barreras de los límites de horarios pues permiten a los usuarios realizar consultas a cualquier hora. Como se puede apreciar igualmente estas opciones digitales de autoayuda se harán más familiares para todos en el corto y mediano plazo, haciendo más común la interacción con bots. 
Dentro de todas estas transformaciones en los hábitos de consumo, podremos ver, de igual forma, el incremento de la búsqueda de información por voz. Hoy en día en las tareas cotidianas las personas emplean con gran frecuencia sus tabletas, smartphones y asistentes de voz para hacer consultas a través de la palabra hablada. De hecho, según Google, el 42% de los británicos utiliza la localización de datos mediante estos equipos.
Así las cosas, los asistentes de voz como Siri o Alexa o algunos otros que salgan al mercado seguirán más integrados a nuestra vida, y también aumentarán su intervención en las compras online. Cabe decir que también las perspectivas sobre el porvenir de las compras por voz son altamente prometedoras.
Finalmente como las empresas con transacciones online admiten que cada vez existe una mayor conciencia entre los compradores sobre el cuidado ambiental, algunas de ellas están adaptando, desde hace tiempo, políticas de sustentabilidad, plasmadas en acciones que apoyan la ecología, o realizan aportaciones a proyectos vinculados con el cuidado del medio ambiente a fin de que el consumidor identifique una empatía con esa filosofía.
Viendo las preferencias de la población de utilizar más el internet para llevar a cabo la compra de todo tipo de bienes y servicios sería bueno que un mayor número de pequeñas y medianas empresas (pymes) de México aprovecharán las grandes oportunidades para comercializar sus productos a través de este medio, ya que sólo 6 de cada 10 pymes venden en línea actualmente. No obstante lo anterior, el 34% de estas empresas encontraron en el internet su única fuente de ingresos durante la pandemia. 

Share on Google Plus

About .

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.