Ex trabajadores de Oceanografía se quejan que no les han pagado salarios vencidos

Rebeca Marín

Extrabajadores de la empresa Oceanografía S.A. de C.V., propiedad del empresario Amado Yáñez Osuna, protestaron en la Ciudad de México en demanda del pago de sus salarios vencidos desde hace siete años, cuando fueron despedidos de "manera injustificada".

 

La protesta de los extrabajadores se realizó debido a que, de acuerdo con el artículo 48, párrafo segundo, de la Ley Federal del Trabajo, si en el juicio correspondiente el patrón no comprueba la causa del despido, el trabajador tendrá derecho "a que se le paguen los salarios vencidos computados desde la fecha del despido hasta por un período máximo de doce meses", por lo que los trabajadores exigieron el pago de sus salarios.

 

En respuesta, la empresa aseguró que mantiene mesas de diálogo para atender a los extrabajadores despedidos por el Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE), ahora Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado (INDEP), misma que efectuó los despidos cuando la dependencia federal estuvo a cargo de la empresa.

 

"(Oceanografía siempre) ha priorizado la atención a sus trabajadores y extrabajadores, al día de hoy se han logrado acuerdos en la mayoría de los casos, por lo que invitamos a todos los extrabajadores cuyos casos pudieran estar pendientes a que acudan con las autoridades responsables de atender asuntos de carácter laboral, reiterándoles nuestro apoyo", señalaron a través de un comunicado.

 

Sin embargo, la empresa tuvo que aclarar que sus oficinas están en Ciudad del Carmen, Campeche, y no en Reforma 2325, en las Lomas de Chapultepec, donde un grupo de manifestantes mantuvo su protesta desde la mañana de este miércoles.

 

"Es importante aclarar que las oficinas de Oceanografía se encuentran ubicadas en Ciudad del Carmen, Campeche y que la dirección en Ciudad de México en la que se presentaron los manifestantes no corresponde a la misma ni tiene relación alguna con la empresa ni con sus accionistas", señaló la empresa al solicitar el apoyo de las autoridades para desalojar de la zona a los manifestantes.

 

La empresa Oceanografía fue una de las mayores contratistas de Petróleos Mexicanos (Pemex) durante los sexenios de Vicente Fox y Felipe Calderón, en la que obtuvo al menos 106 contratos por 45 mil 986 millones de pesos.

 

Pese a que la Auditoría Superior de la Federación detectó diversas anomalías en dichos contratos, fue hasta el 11 de febrero de 2014, ya bajo la administración de Enrique Peña Nieto, que la Secretaría de la Función Pública inhabilitó a la compañía para realizar contratos con el Gobierno federal.

 

Una vez conocida la inhabilitación de la empresa, Banamex inició una revisión detallada del financiamiento que otorgó a esa compañía, lo que desembocó una denuncia formal presentada el 28 de febrero de 2014 ante la entonces Procuraduría General de la República (hoy FGR) por los presuntos desvío de recursos y fraude por más de 585 millones de dólares.

 

Ocho meses después, el dueño de Oceanografía, Amado Omar Yáñez Osuna, fue aprehendido, aunque luego liberado bajo fianza en abril de 2017. Tres meses después se levantó el aseguramiento de Oceanografía y el Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE) le devolvió la compañía.

 

Al momento de que el SAE entregó la empresa a Yáñez Osuna se encontraba en proceso de quiebra, con la flota en grave deterioro y multimillonarios pasivos, así como con miles de empleados en las calles que reclamaban su salario.

 

La investigación realizada por Citibanamex y Pemex llegó a la conclusión de que sólo 185 millones de dólares, de un monto total de contratos entre ambas partes por 585 millones de dólares, estaban debidamente sustentados. Esta situación mantiene tanto a Banamex como a Oceanografía hasta el día de hoy en litigio. 


Share on Google Plus

About .

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.