Fwd: La Barriada/Martín Aguilar/El que pega primero, pega dos veces

Pese a que han pasado ya ocho meses de las elecciones, en las que perdieron más de la mitad de la capital del país, es hora que en Morena no digieren la derrota, en especial la sufrida en la alcaldía Cuauhtémoc. 

Creyeron entonces que con entregar ese territorio a René Bejarano y Dolores Padierna sería suficiente para ganar, pero una casi desconocida Sandra Cuevas les dio la sorpresa y encabezó el arrastrón que la alianza opositora le puso a la 4T, con todo y el de las ligas.

 

Esa afrenta no se la perdonan a Cuevas, a quien los morenos le suman escándalos de todo tipo para debilitarla, aunque hasta el momento la aguerrida alcaldesa no se ha dejado amedrentar y cada vez luce más engallada.

 

La pareja Bejarano-Padierna encabeza la sucia batalla en contra de la funcionaria, que llegó al cargo, apoyada por el equipo del líder del Senado, Ricardo Monreal, lo que incluso le costó al zacatecano el enfriamiento de sus relaciones con Palacio Nacional.

 

Pero en esa lucha el clan de las ligas no ha estado solo, pues del Antiguo Ayuntamiento han recibido ayuda para ir por ese territorio, corazón político y económico de la capital del país, que Morena perdió por paliza. Claro que en esta guerra se ve la mano de Claudia Sheinbaum, quien vuelve a confiar en Bejarano a pesar de que no pudo ganar una simple alcaldía. La jefa cree que el viejo profesor recuperará la Cuauhtémoc dentro de tres años. Incluso nombró apenas como autoridad del Centro Histórico a Manuel El Maizoro Oropeza, chalán de toda la vida del clan René-Lola, para meterle otra cuña a la alcaldesa aliancista, que llegó por las siglas del PRD.

 

Para que entrara El Maizoro, Sheinbaum tuvo que mover a Dunia Ludlow hacia la Subsecretaría de Programas Delegacionales, que entre otras cosas regula el comercio ambulante. Tras esos movimientos, casualmente grupos de vendedores se apoderaron de espacios públicos restringidos para esa actividad, la cual hasta la fecha realizan sin que sean molestados.

 

Nadie ignora que, además de vivienderos, otra de las ramas clientelares de Bejarano ha sido el control del ambulante, por lo que no es extraño que ahora los vendedores ocupen espacios en las calles del Perímetro A del Centro Histórico, prohibido para esa actividad.

 

Y precisamente un conflicto entre vendedores ambulantes y policías capitalinos, supuestamente vejados por el equipo de Cuevas, ha desatado una investigación de la Fiscalía General de Justicia de la CDMX en contra de la alcaldesa de Cuauhtémoc.

 

Los morenos ya están pidiendo incluso que sea destituida, sólo que los números no les dan para maniobrar en el Congreso local, y quitar a una alcaldesa elegida por el voto popular no es como cambiarse de calcetines; la oposición, por muy dividida, no los dejaría. Así que serenos, morenos.

Share on Google Plus

About .

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.