Fwd: La Barriada/Martín Aguilar/Crónica de una revocación fracasada

La consulta de Revocación de Mandado, no fue producto de la demanda ciudadana.

 

Los 10 millones de firmas las recabaron simpatizantes, militantes y servidores públicos de Morena, donde hubo nombres de personas fallecidas.

 

Morena y aliados, le recortaron al Instituto Nacional Electoral (INE), más de 5 mil millones de presupuesto para 2022.

 

El gobierno de la 4T y Morena se negaron a ampliar el presupuesto para que el INE organizará la consulta.

 

Aún así la organizó y promovió: instalaron 57 mil 500 casillas de 160 mil en promedio de una elección presidencial.

 

El reto para Andrés Manuel López Obrador y Morena, fue por demás descomunal, puesto que la ley pide como requisito 40% de votos del total del listado nominal.

 

De acuerdo al INE, 92 millones 823 mil 215 electores, estuvieron en posibilidades de asistir a votar.

 

Pero para hacer vinculatorio el proceso, se requería una votación de 37 millones 129 mil 285 electorales.

 

La operación de Palacio Nacional, no tuvo empacho, el Presidente exigió una votación de 45 millones de mexicanos.

 

La estimación de 45 millones de votos, indicaba 23 millones (51%) a favor de López Obrador.

 

Un aproximado de 10 millones (22%) de votos serían en contra del mandatario. Y algo nunca visto en una elección constitucional, consideraron 12 millones de votos nulos.

 

En un acto de desesperación, proyectaron un porcentaje más elevado de votos nulos que sufragios en contra de López Obrador.

 

Bajo esa tesitura se podría explicar el voto nulo del Presidente, quien escribió en su boleta "Viva Zapata".

 

La apuesta radica en responsabilizar -una vez más- al INE de la anulación de ese elevado porcentaje de votos.

 

¿Y por qué el Presidente y seguidores acudieron a una jornada organizada por el árbitro al que rechazan y culpan de todos sus males? ¿Confían o no confían en el INE?

 

La respuesta es que quedaron atrapados en su propia celada. Promotores de una consulta democrática la deslegitiman con sus abusos y constantes violaciones a la ley.

 

En tres años el Presidente y Morena dilapidaron su capital político de 30 millones de votos alcanzados en 2018.

 

Difícilmente, estarían en la posibilidad de alcanzar los 16 millones de votos, aunque este sería el mejor escenario.

 

Los dos peores escenarios serían lograr los 10 millones de votos equivalentes a las firmas presentadas ante el INE o bien los 6 millones alcanzados en la consulta para enjuiciar a los expresidentes.

 

Todo lo anterior, configuró la crónica del fracaso de este domingo. 


Share on Google Plus

About .

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.