Fwd: La Barriada/Martín Aguilar/No hay mal que por bien no venga

Al cumplirse quince días de estar presa, la líder de comerciantes ambulantes del Centro Histórico, Alejandra Barrios ya empieza a vivir no lo dudo, sino lo tupido, ya que sigue quejándose del maltrato que sufre en el penal de Santa Martha Acatitla, porque no ha recibido los medicamentos que por su avanza edad requiere, además de que el encierro ya la está afectando.

 

Mediante un comunicado la ex diputada local del PRI explicó que tras ser detenida y vinculada a proceso por los delitos de extorsión y robo en pandilla, ambos agravados, no se le ha permitido recibir sus medicamentos a tiempo y eso la tuvo con complicaciones de salud.

 


"En este tiempo que he estado en la cárcel me he sentido muy mal; me puse mal hace cuatro días, no sé qué me pasó, apenas me estoy reponiendo. No quería ni hablar, no quería hacer nada el domingo, me paré temprano y me llevaron con el médico de la prisión. De regreso a mi espacio me dormí, desde las cinco de la tarde, se me acabó el día, de volada, desperté hasta el siguiente día", explicó Alejandra Barrios.

 

Barrios Richard, de 78 años, sostuvo que las autoridades penitenciarias tampoco dejan que familiares o su equipo legal le pasen alimentos desde que se encuentra recluida.

 

Por otro lado, la doctora de la lideresa de comerciantes, Leticia Peña, explicó que las autoridades no han dejado que su paciente tenga acceso a los medicamentos que necesita y que esto podría complicar su estado de salud.

 

"Hay que darle unos medicamentos en polvo que son chinos, que son plantas chinas que necesita para que se le vaya quitando la fibrosis pulmonar, para que pueda respirar mejor; lo que tiene no es un juego, lo peor es que las celdas son muy frías".

 

Sobre el glaucoma dijo que "esa enfermedad no es otra cosa que hipertensión en el ojo" y que si no recibe los medicamentos corre el riesgo de quedarse ciega. Mientras que por la tiroides es "muy peligroso que se le suba el colesterol, al igual que la glucosa".

 

"Se puede morir si se le sube mucho el colesterol, le puede dar un infarto. Por si fuera poco, tiene un soplo en el corazón", enfatizo la doctora.

 

Y es que Barrios, desde se estaba escondiendo no pudo aguatar el encierro en su casa, por eso el día que fue detenida, de acuerdo al expediente, la Policía de Investigación (PDI), siempre mantuvo monitoreando el celular de una de sus hijas que es, Silvia Sánchez Barrios y que gano la diputación por el distrito 9.

 

Aunque Silvia no cuenta con una orden de aprehensión por los delitos que han sido acusados, además de su mamá y de su hermana Diana Sánchez Barrios, como sojn por extorsión y robo en pandilla, la diputada electa se mantiene escondida también para no exhibirse ni dar declaraciones al respecto a la prensa, por lo que, a partir de septiembre, cuando tomé posesión como diputada local, ya contará con fuero y desde du curul podría ayudar a que tanto su mamá como su hermana, salgan de la cárcel.

 

No así su hermana, Graciela Sánchez Barrios si cuenta con una orden de aprehensión en su contra, prefiere seguir enclaustrada hasta conseguir un amparo para no ser detenida, pero desafortunadamente para ella ya le negarán uno, el motivo fue que su abogado defensor no acredito las pruebas suficientes para solicitarlo por estar trabajando en el caso de su cliente, Alejandra Barrios.

 

Mientras tanto, su esposo, Javier Sánchez que aparentemente sigue preocupado por la salud de su esposa, los que lo conocen señalan que no lo han visto triste ni acongojado, por lo que no creen que esté preocupado por su esposa y prefiere mejor distraerse en el trabajo en sus oficinas de Allende, dentro de la Plaza, Alejandra Barrios,

 


Share on Google Plus

About .

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.