Mexicanos cambian planes tarifarios por recargas ante la inflación

Rebeca Marín

La presión inflacionaria en México empezó a surtir efecto en las telecomunicaciones. América Móvil reportó una baja de 39,000 líneas de pospago para cerrar con 14.519 millones de usuarios durante el primer trimestre de este año. Una caída de 0.3% desde las 14.558 millones de líneas que reportó en el mismo periodo del año pasado.

 

Desde que inició la pandemia de Covid-19 en 2020, el segmento de pospago de América Móvil ha registrado un decrecimiento.

 

En 2021 cerró con 14.537 millones de líneas, desde las 14.553 millones que tenía al cierre de 2020. Jesús Romo, director de la consultora Telconomía, explica que para las empresas de telefonía el primer trimestre fue complicado porque los usuarios buscaron cambiar sus planes o dejarlos, 'pero las pérdidas que reportó América Móvil durante los primeros tres meses de este año sí están asociadas a la incertidumbre financiera que se vive en el país'.

 

Expertos consideran que el entorno de incertidumbre económico que se ha venido gestando desde la pandemia, y que continúa ahora con la inflación, ha cambiado el comportamiento de consumo en los usuarios, quienes se vuelven más precavidos en su gasto.

 

Las personas evitan adherirse a un plan de pospago que los obligue a pagar una mensualidad. Por eso el prepago ha incrementado.

 

"Los usuarios tienen muchísima incertidumbre, no saben si mañana van a tener empleo, si les van a pagar, si habrá un recorte de personal o si la canasta básica se va a seguir encareciendo y vas a tener que priorizar la salud y la alimentación por encima de los servicios de conectividad", señala Rolando Alamilla, gerente de investigación de mercado para la consultora The Ciu.

 

Al cierre de 2021, en México existen 132.4 millones de líneas móviles, de las cuales el 82.8% están bajo el esquema de recargas y sólo 17.2% en el de pospago, según datos de la consultora The Ciu. Otro factor que inhibe la activación de planes de pospago son los equipos móviles que, por lo general, vienen asociados al adquirir un plan de telefonía.

 

Los analistas aseguran que otro cambio de hábito que trajo la pandemia es aumentar el tiempo de uso de los dispositivos móviles, pues antes en menos de un año los usuarios adquirían un nuevo dispositivo, pero ahora ha crecido hasta casi 26 meses y prevén que pueda aumentar el plazo de reemplazo.

 

"Las líneas de pospago no han logrado recuperarse desde la pandemia y las de prepago están en un punto histórico porque permiten a los usuarios tener una contabilidad de gasto", asegura Romo. 


Share on Google Plus

About .

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.