Efectos de la reforma del outsourcing se verá hasta septiembre: Manpower

Rebeca Marín

El mercado laboral en septiembre tendrá una nueva configuración, dado que los empleadores que utilizaban a cuatro millones de trabajadores mediante outsourcing, como estrategia de productividad, deberán cambiar a contratación directa e incorporar servicios especializados, lo que se refleja, si es positivo, en un incremento en el empleo formal permanente. 

Hasta el momento no se ha hecho pública una herramienta que dé seguimiento a los números del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) que reflejarán el resultado de las modificaciones que sufrió el empleo en México a causa de la reforma en materia de subcontratación.

 

Los efectos en sí mismos se van a notar en septiembre, una vez que hayan terminado los períodos de transición de la reforma que se aprobó en abril de este año, consideró Héctor Márquez Pitol, director de Relaciones Institucionales de ManpowerGroup.

 

De acuerdo con las cifras del IMSS, el empleo formal creció en 39 mil trabajadores en mayo reciente: 1.4% de empleados permanentes y 3.4% de eventuales en el acumulado del año.

 

Los estados con el mayor número de trabajadores subcontratados, de acuerdo al INEGI, son Quintana Roo con 26.2%; Ciudad de México, 19.2%; Baja California Sur, 18.4%; Nuevo León, 17.7%, y Coahuila con el 16.2%. En total, el INEGI reportó que existen más de cuatro millones de trabajadores de outsourcing.

 

"Tendríamos que ver un crecimiento de millones en el empleo permanente formal o en las altas y bajas en el IMSS o en el incremento del sueldo promedio del país", señaló Márquez Pitol.

 

Definitivamente los datos que publiquen el IMSS y el INEGI "nos dirán cuál fue el efecto", dijo el directivo de ManpowerGroup.

 

Refirió que la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) recién informó que hasta el momento 830 mil trabajadores salieron del esquema de outsourcing, desde la implementación de la reforma laboral.

 

Recordó que, previo a la aprobación de la reforma en materia de subcontratación, una encuesta reveló que el 60% de las empresas señalaron no poder contratar de manera directa y sumar a sus plantillas laborales a las personas empleadas por esta vía.

 

Sólo el 30% de las corporaciones podrían captar a los empleados eventuales subcontratados como parte de su plantilla de trabajadores, lo que representaría un millón 380 mil de empleados contratados como base por las empresas, mientras que dos millones 760 mil más pasarían a esquemas sin seguridad social y 460 mil empleos se perderían directamente si se recurre a la prohibición del outsourcing.

 

Márquez Pitol también dijo que las empresas grandes realizan una serie de cambios de manera interna para absorber las plantillas de trabajadores que subcontrataban otras empresas, pero requieren de mayor presupuesto para adecuar sus procesos administrativos e infraestructura tecnológica para gestionarlas.

 

También comentó que las PyMEs son un punto clave para la generación de empleo en México. La subcontratación les permitía administrar sus costos y estructura para enfocarse en el negocio.

 

Ahora, este tipo de empresas se adapta a un nuevo proceso de relaciones laborales. Sin embargo, siguen inmersas en la emergencia sanitaria, que afecta sus finanzas.

 

El ejecutivo de ManpowerGroup subrayó que "en los siguientes 3 meses será muy importante ver el efecto en estos números, ya que es del sector formal de donde se recibe el dinero para que puedan operar nuestras instituciones, y cómo este cambio afectaría en el corto plazo en forma positiva o negativa a cuatro millones de trabajadores del outsourcing y a sus empleadores. Pero en el mediano y largo plazo, a todos". 

Share on Google Plus

About .

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.